Subculturas japonesas ¿cómo y por dónde abordarlas?

Todo empieza por una impresión de golpe, en términos de Machado da Silva, por “lo epidérmico”, aquello que atrae a los sentidos, cualesquiera que éstos sean (visual, auditivo, táctil, etc.), pero también por un deslumbramiento de lo diferente, y todavía mejor, por un asombro por encontrarse a partir de esa diferencia. Me refiero tanto a la antropología como al fandom, en específico, al fandom de la cultura pop japonesa. Desde el campo de las ciencias sociales y humanas, y me atrevo a decir, desde otras disciplinas,  el j-cool se ha convertido en un nuevo objeto de estudio.

Razones para adentrarse a las subculturas japonesas desde un punto de vista académico hay muchas. Hasta me atrevería a decir que las razones para ser fans y/o investigadores en el tema son las mismas. Desde un punto de vista personal, tal vez no me atrevería a autonombrarme otaku, pues no considero tener, en palabras de Susan Napier, el suficiente “capital de conocimiento”. Sin embargo, me he sentido cautivada por este fenómeno y podría decir que me considero fan del fandom. Ahora bien, mis razones por las cuales estudio el fenómeno desde un punto de vista antropológico están ubicadas en el terreno de la producción cultural y simbólica a través de las nuevas formas de expresión y comunicación.

Sin embargo, el ejercicio que pretendo hacer con esta entrada, es dar un panorama a grosso modo de las diversas perspectivas de los estudios de las subculturas japonesas. Cabe mencionar que esto es parte de un ejercicio ya realizado para mi proyecto de tesis, y que por lo tanto, pude haber omitido o “mal colocado” algunas de las perspectivas que a continuación se mencionan. Por lo que este ejercicio, más que dar una introducción a los estudios de las subculturas japonesas, es para abrir un diálogo entre todos los interesados a participar en su estudio (académicos y fans, entre otros)

Quisiera iniciar puntualizando el hecho de hablar en plural de subculturas o culturas pop: si bien se pudiesen englobar en un fenómeno común o matriz, en ocasiones podrían abordarse como fenómenos autónomos, pero vinculados entre sí, tal como sucede con el resto de las culturas, identificadas como tal dentro de la tradición antropológica.

El anime y manga como punta de lanza hacia el neo-japonisme y neo-orientalismo.

Iniciemos desde el comic y la animación japonesa como origen de la locura por el j-cool. A partir del auge de la popularidad del comic y la animación japonesa, sobretodo en el extranjero, se han escrito diversas publicaciones en torno a los orígenes e historia de la cultura pop japonesa. De igual manera, al conocerse más, o saber de  la existencia de lo otaku como fenómeno social en Japón, han surgido diversas (aunque tal vez no las suficientes como quisiéramos) publicaciones que abordan dicho tema desde diversas perspectivas. A partir de estos dos fenómenos, estrechamente vinculados, se ha dado una especie de neo japonisme, el cual comprende el ámbito de la cultura pop (en toda la extensión del término), cultura tradicional japonesa, cine, moda y otras prácticas o culturas urbanas. No sin dejar de lado, la influencia del boom de la cultura pop japonesa en el acercamiento de otras manifestaciones culturales (pop o no) de Asia Oriental (China y Corea), no obstante las culturas pop china y coreana han tenido orígenes y objetivos distintos.

Siguiendo lo anterior, se han identificado las siguientes líneas de investigación del fenómeno:

El anime y manga como subculturas. Se han estudiado desde las siguientes vías:

  • Historia (origen de): Del manga (del Periodo Edo  a la época contemporánea) Del anime y manga como manifestaciones culturales del Japón contemporáneo, desde la posguerra hasta nuestros días.
  • Arte y estilos gráficos: Distinción y caracterización del anime y manga con otros estilos gráficos de la imagen narrativa y animación de otras tradiciones tales como la americana, la francesa y de otros países.
  • Lenguaje gráfico: Análisis de elementos comunicativos en la imagen.
  • Análisis de contenidos en tanto textos sociales, vinculando el lenguaje gráfico con la narrativa.  Es decir, el análisis de estudios de caso en el anime y manga con relación a su contexto sociocultural y condiciones de origen, difusión y recepción.
  • Análisis de géneros
  • Análisis del lenguaje simbólico empleado. Es decir, el análisis del contenido detrás de las narrativas. Se ha hecho énfasis en el simbolismo propio de la cultura tradicional japonesa, así como en el psicológico y en las referencias culturales japonesas y del resto del mundo.
  • Difusión y recepción a nivel global: incluyendo la relación entre el imaginario construido de Japón entre “iniciados” y “no iniciados” en el fenómeno, así como la génesis de fandoms en contextos particulares.

El fandom o cultura otaku como fenómeno social. Hago este apartado para hacer una distinción entre el producto cultural en cuestión y las relaciones sociales que se generan alrededor de él.

  • Caracterización del otaku: Raíces etimológicas, aplicaciones del término y conceptualización como grupo y fenómeno social, identificación de prácticas y comportamientos. En este sentido se ha trabajado en este concepto en dos vías: el contexto japonés y el resto del mundo (dependiendo el contexto particular en el que se ubique la investigación).
  • Historia del fenómeno otaku o de las comunidades de fans de anime y manga. Este rubro comprendería el origen y cambio de lo otaku como fenómeno social, cómo se generó, a partir de cuándo se le denominó así y los cambios en las relaciones entre los consumidores, así como entre éstos y sus objetos de consumo y la visión y transformación de su realidad. Este tipo de estudio también se ha dado en dos vías
  • Estudio independiente de las prácticas del fandom. Lo separo de la caracterización del otaku, ya que se hace más énfasis en la práctica, en ocasiones presente en otros fandoms. Entre los estudios que se pueden mencionar han sido las convenciones de comics, el doujinshi, el cosplay, kamekos, fanfics, clubes de fans, foros, peregrinaciones, videojuegos, coleccionismo, etc.

Subculturas japonesas adyacentes. He apartado en el rubro aquellas cuyo conocimiento, gusto y consumo esté relacionado con el consumo de anime y manga.

  • Videojuegos.
  • J-music (j-pop, j-rock) y idols
  • Cine. Consideraría en este punto películas de terror o películas live action de animadores tales como Hideaki Anno, Mamoru Oshii, Katsuhiro Otomo o que estuviesen relacionados con la estética posmoderna de la cultura pop japonesa, como es el caso de Katsuhito Ishii.
  • Harajuku fashion.
  • Visual kei

Subculturas asiáticas adyacentes que conforman el neo-orientalismo. (Corea y China)

  • Cine
  • Música
  • Dramas

Análisis y discusiones académicas sobre teorías o discursos en torno a las subculturas japonesas.

  • Desde la interculturalidad: interacciones entre Oriente y Occidente en las subculturas japonesas, así como un recorrido histórico-cultural desde el japonisme a la (sub) cultura otaku.
  • Desde las ciencias sociales se pueden identificar los siguientes temas recurrentes: identidad, estructuras y relaciones sociales, imaginario, dinámica cultural, gestualidad, estudios de género, apropiación, etc.
  • Sobre los aportes académicos de intelectuales japoneses tales como Hiroki Azuma y su concepto de base de datos, Shinji Miyadai y su propuesta sobre la transformación semiótica en la subcultura japonesa, Takashi Murakami y su teoría del superflat y los trabajos de Eiji Otsuka
  • En este sentido, el análisis de los principios relacionados con lo otaku: Superflat, base de datos, moe y lolicon, entre otros.

Anuncios

Sobre la tragedia en Japón

Agradezco a todos el interés y preocupación por la tragedia que ha afectado a Japón.

Recientemente he terminado de confirmar que todos los miembros de la sociedad de investigación se encuentran bien.

En la región de Kansai, al suroeste de Japón todo transcurre con relativa normalidad. Sin embargo y por desgracia las regiones afectadas al norte del país se encuentran aún en una situación muy grave.

Esperemos que los esfuerzos de rescate y la solidaridad ayuden a minimizar los daños en medida de lo posible.

Gracias!!