“Anime Fan Communities: Transcultural flows and frictions” (2014) de Sandra Annett (1)

Comentarios sobre el libro “Anime Fan Communities: Transcultural flows and frictions” (2014) de Sandra Annett. (Palgrave Macmillan)

animefancommunities.jpg

En este libro la autora toma una postura que como ella explica, busca situarse entre la crítica y la apología del fandom (entendido aquí como el grupo o comunidad de aficionados). Se centra en entender a las comunidades de aficionados al anime o textos relacionados, desde una perspectiva que en cuanto al eje sincrónico va de lo internacional a lo transnacional, y que ve en estas comunidades espacios donde las diferencias, el conflicto y las fricciones, se entretejen formando nuevas conexiones y espacios de discusión y encuentro. El anime, analizado como un medio caracterizado por su reflexividad, aparece en este libro como la clave para entender esta mezcla que fluctúa en su argumentación entre lo malo y lo bueno. Alienación, frivolidad, comercialización, o ideologías imperialistas se encuentran con espacios de dialogo, creatividad, y lasos sociales que traspasan fronteras nacionales y culturales. El fandom, como lo describe la autora, no trasciende estos conflictos, se encuentra inmerso en ellos.

Ver otra reseña del mismo libro aquí.

El libro es sin embargo, optimista y simpatiza con el fandom. La sinceridad de su autora nos deja ver sus motivaciones y entender su perspectiva. Es desde este ángulo que el continuo uso del concepto de “reflexividad” en este libro pude interpretarse. Ella, como parte del fandom, se ve a sí misma y toma distancia crítica, sin abandonar el lazo afectivo que la une con el anime, aunque este pueda representar (además de todo lo bueno que pueda representar) ideologías imperialistas, o aunque el fandom pueda ser (además de todo lo creativo e inclusivo que pueda ser) conflictivo o sumergido en sus propias limitaciones de carácter geopolítico (p.ej., desproporción en su representatividad por países o regiones culturales). Este distanciamiento es para la autora la reflexividad que permite un cambio de perspectiva y que da al fandom una visión más compleja de su condición.

La autora hace paralelismos entre esta reflexividad en el fandom como grupo social, sobre todo en sus actividades en internet como la auto crítica o la discusión en foros, y el medio del anime que es continuamente espejo no solo de sus condiciones sociales, sino de sus condiciones de producción y de consumo. Gran parte del libro es un análisis textual de cómo el anime proyecta esta reflexividad, cuando como por ejemplo representa a sus audiencias dentro de su mundo animado, y cómo esta reflexividad puede provocar audiencias reflexivas, fomentando por ejemplo una relación más dialógica con el anime.

El libro está dividido en tres secciones que siguen una línea histórica: desde los primeros años de la animación en cines y el nacimiento del anime en Japón, pasando por la época de la animación para televisión, y concluyendo con la época del internet. Estas tres épocas que corresponden a distintos periodos históricos y a la vez a distintos medios técnicos, son analizadas desde tres marcos diferentes: 1) el marco nacional y el impulso hacia la internacionalización, 2) la postmodernidad y el movimiento hacia lo postnacional (la fragmentación de la nación como marco de referencia), y 3) el marco cosmopolita en un movimiento englobante pero no homogeneizante hacia lo transcultural y trans-local.

Este modo de acercarse al fandom y al anime presenta además de una clara introducción a esta área de estudio, una crítica contextualizada a algunas de las principales posturas que han tomado parte en el estudio, análisis y crítica del fandom, tanto en inglés como en japonés. El estudio pone además en perspectiva análisis de series como The Jetsons (Los supersónicos) (Estados Unidos) o There She Is!! (Corea del Sur), a la par de Tetsuwan Atomu (Japón) y sus versiones al inglés (Astro Boy), Cowboy Bebop o Hetalia: Axis Powers, dándole un alcance más amplio a su análisis.

En el siguiente post sobre este libro comentaré sobre algunos detalles que lo hacen particularmente interesante desde su perspectiva teórica y su postura empírica.

El “Cool Japan” y el libro “Porqué la ´Japanimation´será derrotada” (2005) de Ōtsuka Eiji (1)

Comentarios al libro “「ジャパニメーション」はなぜ敗れるか” (‘Japanimēshon’ ha naze yabureru ka) – “Porqué la ´Japanimation´será derrotada” (2005) de Otsuka Eiji (大塚英志)

Por Alvaro Hernández.

Nota: Las notas bibliográficas estan citadas en texto como (nota 1), (nota 2), etc, y aparecen completas en “Referencias”, al final del texto.

Cool-Japan.png

El “Cool Japan“, a grosso modo, son una serie de políticas del gobierno japonés planeadas para impulsar algunas áreas de las industrias culturales de este país en el extranjero, entre estas el anime y el manga. Sin embargo, desde sus primeras etapas, estas políticas han sido fuertemente criticadas por varios de los sectores a los que estas están destinadas a ayudar. Este es un tema complicado que necesita un una contextualización mejor a lo que ahora puedo escribir aquí. Por lo pronto presentaré solo algunas ideas relacionadas con el libro que voy a comentar aquí.

Muchas personas pertenecientes al mundo industrial del anime y el manga en Japón rechazan las iniciativas de financiamiento del gobierno o incluso la idea misma de que el anime, manga y otras industrias japonesas relacionadas sean llevadas al extranjero, ¿por qué? Dos libros básicos para entender esta problemática desde dos de las perspectivas en conflicto (una en contra y otra a favor) son el libro de Ōtsuka (2005) (nota 1), que está claramente en contra, y el más reciente libro “Porqué es odiado el ‘Cool Japan’ ” (2014) (nota 2), de Mihara Ryūtarō quien está a favor y que parece haber escrito partes del libro en respuesta al de Ōtsuka.

En otra ocasión comentaré el libro de Mihara, y por lo pronto me concentraré en la idea de Ōtsuka Eiji.

Ōtsuka Eiji comenzó su carrera a principio de la década de 1980 como editor de manga estilo “Lolicon” y posteriormente se dedicó también a producir varios trabajos como novelista de ficción y obras para ser desarrolladas en manga. Sin embargo, su formación como antropólogo cultural lo llevó a producir varias obras de crítica literaria y social enfocadas al mundo del manga y la subcultura japonesa. Sus famosos escritos sobre el uso de narrativa en el manga y la cultura del comic aficionado (dojinshi), en su famosa “Teoría del consumo de narrativa”  (物語消費論) (nota 3) dieron pie y fundamento a la crítica hecha por Azuma Hiroki en su famoso “La posmodernidad animalizante” (2001) (nota 4) que comenté ya hace tiempo muy brevemente aquí.

Posts relacionados

Una contextualización del trabajo de Otsuka Eiji a través de sus contemporáneos

Otsuka Eiji en México

Naturalmente, Ōtsuka es una persona muy cercana no solo al mundo “otaku” sino también a la industria del manga, anime y videojuegos, debido al trabajo central que como guionista y editor a desempeñado, de modo que su crítica a las políticas del “Cool Japan”, se puede decir que reflejan el pensamiento de algunos sectores liberales en el medio. Estas críticas, desde la postura de Ōtsuka, están centradas en un rechazo a investir el manga y el anime del nacionalismo japonés, y poniéndolo de un modo simple, de su uso como propaganda política, más aún cuando el gobierno japonés ha realizado en numerosas ocasiones actos en contra de esta misma industria y de lo que hoy denomina como “el mercado otaku” .

Ōtsuka usa la palabra “Japanimation”, (un anglicismo un poco viejo que se usaba en Estados Unidos para hablar de la animación japonesa) para referirse al anime visto desde la perspectiva de los políticos japoneses. En su argumentación, el “Cool Japan” nace en la mente de los políticos japoneses que buscan desesperadamente una salida a la recesión económica, en el contexto económico justo después de la  llamada “década perdida de 1990”. El “descubrimiento” del “mercado otaku” y su potencial económico y político, se basa, según Ōtsuka, en el reconocimiento por parte de Estados Unidos del valor (artístico, económico, etc) de la animación japonesa.

Ōtsuka critica fuertemente el nacionalismo del gobierno japonés. Por ejemplo, para Ōtsuka este nacionalismo que muestra el Cool Japan,  solo sigue las normas del mercado dictadas por Estados Unidos, y no encuentra ningún problema en convertir la idea de “orgullo nacional”, en una marca comercial que se dedica a la venta del lo que Ōtsuka describe como el espejismo de una cultura tradicional japonesa. Claro, algo similar se puede decir del Cool Britannia que Blair propulsó en la década de 1990. Esta crítica al uso del anime y manga con fines nacionalistas tiene su contraparte por ejemplo en Mihara (ver nota 2), y es un asunto “sensible” tema de largas discusiones, y que es mejor no tomar a la ligera.

El libro de Ōtsuka, cuyo título se puede traducir como “Porqué la ‘Japanimation’ será derrotada” (2005) está dividido en dos partes siguiendo dos argumentaciones principales. La primera se enfoca en entender “de donde viene el manga y la animación” dando una historia detallada del manga y el desarrollo de la idea de “personajes” ficticios. Como es de esperarse, esta parte es un minucioso análisis de la obra de Osamu Tezuka (el autor de Astroboy, considerado el “dios del anime”). Aquí se destaca su argumento de que, es incorrecto considerar a Osamu Tezuka el “origen” de la expresión del manga moderno, idea de la cual dice que  Osamu Tezuka mismo estaba consciente, pero que como menciona Ōtsuka Eiji, ha sido fundamento para decir que el manga y el anime es una cultura tradicional japonesa. Para Ōtsuka Eiji, este es un mito que refleja el nacionalismo  japonés que define como ficticio. (Bueno, pensando en Benedict Anderson (5) , ¿qué nacionalismo no es ficticio?)

La segunda parte del libro, es una serie de contra argumentos que presenta Ōtsuka ante las políticas del “Cool Japan” y sus fundamentos. Estos contra argumentos se centran en demostrar que es “una fantasía” que el anime y las industrias culturales sean un “éxito” internacional (recordemos que Ōtsuka escribe en el 2005, y que aunque el anime sigue sin ser un éxito comparable con Hollywood, el mercado y las mismas políticas del Cool Japan han cambiado significativamente hasta el presente 2016). Del mismo modo, sostiene que la idea del gobierno no es realmente “hacer triunfar” el anime en el extranjero, pues para lo cual necesitaría “derrotar” a Disney y al resto de la maquinaria de producción y distribución de bienes culturales estadounidense,  (lo cual también sería “irreal”). La idea del gobierno, sostiene, es lograr el reconocimiento de Estados Unidos y ser partícipe de la misma maquinaria. En cuanto a esto, Ōtsuka sostiene (y argumenta con datos históricos) que es igualmente una fantasía pensar que esto ayudaría a la industria del anime en Japón, ya que para eso, la industria del anime necesitaría ser centralizada y sometida a procesos de regularización por pare del gobierno, para finalmente alimentar a las industrias estadounidenses sin generar beneficios propios.

A muy grandes rasgos estas son las ideas del libro de Ōtsuka (2005), aunque este resumen puede ser un tanto inexacto por no poder tratar con detalle algunas ideas. El libro da una perspectiva bastante clara del punto de vista de alguien cercanamente relacionado a esta industria, y del mismo modo, del ambiente político y económico que rodea a esta problemática. La postura de Ōtsuka es radical y como he dicho, tiene sus grades críticas, también formuladas desde el mundo del anime y el manga. Para equilibrar, espero tener tiempo pronto para poner un comentario sobre el libro de Mihara (2014).

Referencias

(1) 大塚英志, & 大澤信亮. (2005). 『「ジャパニメーション」はなぜ敗れるか』. 角川書店.

(2) 三原龍太郎著. (2014). 『クール・ジャパンはなぜ嫌われるのか : 「熱狂」と「冷笑」を超えて』.中央公論新社

(3) 大塚英志. (2002). 『定本物語消費論』. 角川書店.

(4) 東浩紀. (2001). 『動物化するポストモダン オタクから見た日本社会』. 講談社.

Edicion al inglés como:

Azuma, H. (2009). Otaku: Japan’s database animals. U of Minnesota Press.

(5) Anderson, B. (1983). Imagined communities. Reflections on the Origin and Spread of Nationalism. Verso.

Semana de la Cultura y Subcultura Japonesa en la UAM-Xochimilco

Cerramos mayo muy activos, ya que recibmos una invitación por parte de la UAM-Xochimilco para participar con una conferencia sobre subculturas japonesas, en el marco de la Semana de la Cultura y Subcultura Japonesa en esta institución. Esta iniciativa surgió de un concurso de cosplay, acompañado de una charla sobre el impacto cultural del anime hoy en día, los cuales se iban a llevar a cabo en marzo. Sin embargo, visto el particular interes en la comunidad universitaria por estos temas, la Sección de Actividades Culturales de la UAM-X, decidió ampliar la propuesta y abrir  un espacio de reflexión donde se mostrara al público los estudios que se han generado al respecto.

En este sentido, “La Semana de la cultura y subcultura japonesa”, que se llevará a cabo del 23 al 27 de mayo, tiene el propósito de ofrecer una serie de actividades vinculadas con la cultura y subcultura japonesa, abordando desde la iconografía y litografía japonesa, hasta  el ánime y el cosplay. Además de la comunidad universitaria, entre los participantes se encuentran profesores-investigadores de El Colegio de México, la Fundación Japón y el Museo Carrillo Gil. El Círculo se siente honrado en participar el viernes 27 de mayo a las 10:30 hrs., con la conferencia “Cosplay, jugando a ser otro. El uso del disfraz en la construcción sociocultural de las comunidades otaku en México”, la cual se deriva de la tesis del mismo nombre, presentada por nuestra compañera Laura Quiroz, Licenciada en Etnología por la ENAH.

Les compartimos el programa de actividades, así como la convocatoria al concurso de cosplay “Las heroínas de Miyazaki”.

¡¡No se lo pueden perder!!

Cartelera listoConvocatoria cosplay UAM

Coloquio “Culturas del manga y anime: imaginarios, prácticas y lugares”

Después del éxito del ciclo de conferencias de Eiji Otsuka, y tras identificar varios interesados en el estudio de las subculturas japonesas, en especial las derivadas del manga y anime, tuvimos la intención de realizar un evento académico para que pudiéramos conocernos y compartir entre nosotros y el público en general nuestro trabajo. La primera idea fue la de hacer un seminario permanente que se realizara cada mes; sin embargo, debido a situaciones personales y a las ocupaciones académicas y laborales de cada uno, no pudimos concretarla.

Afortunadamente, la oportunidad de reunirnos, charlar entre nosotros y presentarnos ante el público, nos llegó hasta hace poco por parte de Héctor Moreno González, AKA Héktor Corneliu Belmont, reportero de Cadena Radio y co-organizador, junto con el Centro Cultural Futurama de la Expo Fans de Anime y Manga Maru no Matsu Kon. Resulta que cada mes, la delegación Gustavo A. Madero, a través del Futurama, organiza eventos en torno a un fandom o cultura juvenil; ello para dar un espacio de expresión y difusión a los jóvenes de la delegación y de la Ciudad de México. Ya que es un espacio ofrecido para eventos sin fines de lucro, la Maru no Matsu recupera el propósito de las viejas convenciones: ofrecer un espacio de encuentro y expresión de fans y de difundir un gusto a través de exposiciones, proyecciones de cine, performances, conciertos, concursos, etc. ; en pocas palabras: es un evento de fans para fans y futuros incautos público en general.

Y en esta ocasión ¿por qué no? se integra un pánel de discusión y divulgación académica (a cargo del CESJM), tal como lo han hecho convenciones como la Anime Expo de Los Ángeles. Finalmente, las expresiones y prácticas de fans no sólo se materializan en la creación artística, sino también en el terreno académico. Los invitamos a descubrir cómo este sábado 21 de mayo a las 14:00 hrs. en el auditorio del Centro Cultural Futurama (Otavalo 7, esq. Av IPN. Lindavista, Del. Gustavo A. Madero, CDMX)

La duración del coloquio será aproximadamente de dos horas y los temas serán los siguientes:

(F)antropologías del manga y animé, ¿a qué nos enfrentamos?

Lic. Laura Ivonne Quiroz Castillo – ENAH

Acercamiento al simbolismo del animé a través de la serie Death Note

Dr. Jorge Salvador Anaya Martínez – UNAM

Anime, manga y entretenimiento japonés en el marco de la globalización

Mtro. Alejandro Gutiérrez Lizardi – IBERO

Máscaras y ocio. La diversión de interpretar personajes dentro del fandom

Lic. Daniel Ramírez Uribe – ENAH

La Frikiplaza, un lugar alternativo en la Ciudad de México

Etnlga. Karina Juárez – ENAH

¡Quiero un Novi@ Friki!  La persistencia e innovación de las prácticas del noviazgo en un grupo de identidad juvenil en la Ciudad de México

Lic. Gabriela Tinoco Meneses – UACM

Comenta y modera: Dra. Olivia Domínguez Prieto

¡¡Esperamos contar con su presencia!!

Flyer Maru no MatsuFlyer Maru no Matsu 2

Evaluación del ciclo de conferencias de Otsuka Eiji en México

En el Círculo estamos que no cabemos de alegría por lo bien que se desarrolló el ciclo de conferencias “Cultura popular contemporánea japonesa: Un encuentro con México a través del manga y la cultura otaku. Charlas con Eiji Otsuka”. En realidad no nos esperábamos tanta respuesta del público y sobre todo, la proyección hacia medios nacionales tanto independientes, como reconocidos. Esta primera experiencia nos ha enriquecido mucho, y esperamos que lo haya hecho con ustedes también. Nos sentimos tan contentos de haber conocido a tantas personas interesadas en el estudio de distintas expresiones culturales pop japonesas, que estamos muy animados de repetir la experiencia (claro, en un futuro todavía no definido pero esperando de que sea más próximo que lejano).

Agradecemos al Nichibunken por prestarnos una semanita al Prof. Otsuka, al Fideicomiso Fondo de la Amistad México-Japón por cubrir los gastos complementarios, a la Embajada del Japón en México y a la Fundación Japón por apoyarnos en la difusión y con su presencia, a la Escuela Nacional de Antropología e Historia, al Posgrado en Ciencias Políticas de la UNAM, al Centro de Estudios de Asia y África del COLMEX, a la Cineteca Nacional, y a todas las personas que nos brindaron su apoyo para la realización de este proyecto: desde quienes nos facilitaron el contacto con estas instituciones, hasta quienes tuvieron la buena voluntad de difundir y registrar el evento.

Por último, quisiéramos recopilar las impresiones y experiencias del público asistente; por lo que los invitamos a contestar este breve sondeo. ¡¡Muchas gracias!!

Una contextualización del trabajo de Otsuka Eiji a través de sus contemporáneos

Una contextualización del trabajo de Otsuka Eiji a través de sus contemporáneos

Por Laura Ivonne Quiroz Castillo – CESJM

El esquema que a continuación se presenta, tiene como propósito contextualizar la obra crítica de Otsuka a partir de la conjunción de dos propuestas de “transformación semántica” de los sociólogos japoneses Osawa Masachi y Miyadai Shinji [ver tabla]. Al igual que el trabajo de Otsuka, estas propuestas parten de un análisis de los procesos de emergencia y desarrollo de lo otaku como fenómeno sociocultural, trazando una “historia de las percepciones”; es decir, “la manera en que la gente percibe y experimenta el mundo en diferentes coyunturas históricas”[1]. En este sentido, el anime, el manga y lo otaku, son analizados, en primera instancia, como expresiones de una serie de experiencias, deseos, inquietudes y aspiraciones ligados a las principales transformaciones de la sociedad japonesa  durante algunos hitos de su historia como la Guerra del Pacífico[2], su derrota en la Segunda Guerra Mundial, los procesos de reconstrucción durante la posguerra, la emergencia de la “sociedad de consumo” y el surgimiento de movimientos contraculturales políticos y milenaristas. En segunda, estos productos son analizados como vehículos semánticos de visiones de mundo, o “narrativas” según Otsuka, tanto oficiales como alternas; así como fuentes de sentido para la expresión individual de los jóvenes frente a la realidad vivida.

A partir de este análisis contextual, los autores mencionados dan cuenta de los cambios de sentido, consumo y manejo de lo que se adopta como “grandes narrativas”, es decir, directrices sociales que articulan una “visión de mundo”; desde los grandes ideales sociopolítcos hasta la ficción como sustitución de los primeros tras su debilitamiento por “saturación”.

Tabla 1

Tabla 1. Transformaciones semánticas de la cultura popular del Japón contemporáneo

Osawa identifica una era de los ideales (1945-1970), en la que las grandes directrices sociales, también llamadas “grandes narrativas”, indicaban el rumbo de la marcha histórica de Japón; y una era de la ficción (1970-1995) en la que inició el debilitamiento de dichas  directrices y emergió la ficción como su sustituto, proponiendo mundos alternos. Por su parte, Miyadai identifica tres: una “era del orden” (1945-1960), una “era del futuro” (1960-1975) y una era del self (a partir de 1975), la cual subdivide en dos periodos: 1980-1995 y 1995-presente. Por su similitud, estos esquemas se consideran complementarios; ya que las eras “del orden” y “del futuro” de Miyadai, sustentan e ilustran la “era de los ideales” de Osawa, mientras que los periodos de la era del self dan seguimiento a las implicaciones que tuvo la sustitución de los ideales sociopolíticos por la ficción como “grandes narrativas”.

[1] Esta forma historiográfica ha dirigido su mirada a materiales estéticos que comprenden el arte, la cultura visual, el diseño, los medios, la arquitectura, y todo tipo de textos: filosóficos, ficticios, pedagógicos, y discursivos. El objetivo principal es descubrir los contornos de un conjunto histórico de orientaciones materiales específicas que guían o dan forma a los patrones de experiencia, o de orientaciones materiales que establecen un campo de posibilidades (Galbraith & Lamarre, en Lunning, 2010, Mechademia 5. Fanthropologies pg. 360. University of Minnesotta Press)

[2] También llamada Gran Guerra de Asia Oriental (1937-1945), se refiere a la campaña expansionista del Japón en Asia Oriental durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial.

 

Otsuka Eiji en México

Carteles de las conferencias.

Hola a todos los interesados en las conferencias del profesor Otsuka Eiji en México. Las conferencias darán inicio la próxima semana. Lamentamos que algunos datos concernientes con la mecánica de las conferencias no los pudiéramos confirmar sino hasta hace poco.

También lamentamos que debido a que las conferencias se planificaran entre semana, sea difícil asistir para algunas personas. Los horarios y calendarios fueron decididos tomando en cuenta los requerimientos de cada una de las instituciones que cooperaron para realizar este evento.

Por tal motivo, les confiramos que el contenido de las conferencias será grabado y compilado para poner a disposición de todos los interesados vía este medio. Informaremos los detalles al terminar las conferencias.

Las conferencias han sido planeadas por el CESJM (Círculo de Estudios de Subcultura Japonesa en México) con el objetivo de acercar el estudio de la subcultura japonesa a México, y a la vez, generar un espacio de diálogo entre los interesados en este tema en México y una persona clave en los estudios y la construcción de esta cultura en Japón como es el profesor Otsuka Eiji. El profesor Otsuka Eiji recibió con gran interés nuestra propuesta y está muy interesado por encontrarse tanto con investigadores como con aficionados de esta cultura en México. Los temas propuestos por el profesor Otsuka Eiji para estas conferencias son temas que enfatizan la importancia del estudio crítico y comprometido de la subcultura. Deseamos que este ciclo de conferencias que inicia la próxima semana sea un espacio de reflexión, interacción e intercambio de ideas entre todos los interesados e impulse  a futuro esta clase de estudios y espacios desde diferentes perspectivas. Estamos en particular muy interesados en conocer  las reflexiones e intereses que esta subcultura japonesa ha generado en México así como en difundir esas mismas reflexiones entre los estudiosos e interesados en Japón. Por tal motivo, contamos con la activa participación de todos los asistentes.

A continuación están los carteles de cada una de las instituciones que nos apoyaron en recibir al profesor Otsuka Eiji. Les recordamos que algunas instituciones requieren se presente alguna credencial de identificación a la entrada.

ENAH-Posgrado en Antropología Social

ENAH

 Cineteca

Cineteca Nacional

El Colegio de México-CEAA

CEAA-COLMEX

UNAM-Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales

PCPyS UNAM

Las conferencias del profesor Otsuka Eiji son un proyecto de iniciativa y planificación del CESJM (Círculo de Estudios de Subcultura Japonesa en México) . La Escuela Nacional de Antropología e Historia asumió la responsabilidad institucional a través del posgrado de Antropología Social.

Las conferencias han sido posibles gracias al apoyo del International Research Center for Japanese Studies (NICHIBUNKEN) y el apoyo del Fideicomiso Fondo para la Amistad México-Japón. Agradecemos enormemente la voluntad y el interés del profesor Otsuka Eiji en apoyarnos para que este ciclo de conferencias sea posible.

Responsible Institution:

Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH)

Representative: PH. D. Olivia Dominguez Prieto.

Organizing team:

Project manager in Mexico: Anthol. Laura Quiroz Castillo.

General planification / contact in Japan: Alvaro Hernandez Hernandez.

Translator and interpreter: Anthol. Gen Ota Otani 太田源.

Otsuka copy(1)

Otsuka Eiji en México
Otsuka conferencia cartel CHICO

Hola a todos. Resulta que un día se nos ocurrió invitar a Otsuka Eiji a dar unas conferencias en México y dijo que sí.

De modo que vendrá a dar unas conferencias sobre cultura Otaku, en relación con la historia y temas políticos de Japón.

Las conferencias serán del 30 de Noviembre al 03 de Diciembre, en la ENAH, la UNAM, El Colegio de México y la Cineteca Nacional, México D.F. Entrada libre.

Otsuka Eiji es una de las figuras líderes del estudio y la crítica de la cultura Otaku en Japón. Es una extraña mezcla de guionista de manga y editor, además de ser antropólogo y crítico literario, social y político. Ha participado en la construcción de la cultura Otaku participando en numerosos medios y revistas, desde la década de los 80s, antes de que la palabra Otaku se popularizara en los medios masivos. (De echo él era editor de la revista “Manga Burikko” cuando se publicó el artículo de Nakamori Akio que popularizó la palabra “Otaku”). Desde entonces ha continuado como una figura líder en esa área, siendo representante de la “auto-crítica” social y política del Otaku.  Es una gran oportunidad que venga a México a dar un ciclo de conferencias, ojalá que muchos puedan asistir a conocerlo.

Para quienes no lo conocen, un resumen:

Nace en 1958, Tokyo, Japón. Graduado en antropología social, en la Universidad de Tsukuba. Actualmente es
profesor investigador del International Research Center for Japanese Studies, “Specially appointed professor” del Instituto interdisciplinario de estudios de la información en la Universidad de Tokyo, entre otros.
Su principal actividad es ser productor (editor) de manga y guionista, además de antropólogo social, crítico y ensayistaotsuka. Entre sus obras destacan novelas de suspenso y terror como “MDP Psycho” (1997-2014) o “The Kurosagui Corpse Delivery Service” (2002-2009), además de obras centradas en temas literarios o políticos, como “Los jóvenes sin suerte” (2004-2006) (sin traducción) que retoma el movimiento estudiantil de 1968 en Tokyo, “Golpe de estado” o “El etnólogo enamorado” (sin traducción al inglés o español).
En sus investigaciones sobre estudios del manga, destacan:

1) Historia de la expresión gráfica del manga, enfocada en la problematización de las bases del “fenómeno otaku” y la subcultura en el periodo del régimen fascista en Japón durante la Guerra del Pacífico.

2) Historia y gramática del cuadro en el manga, y las transformaciones que este encuadre sufre al cruzar fronteras con otros medios, como del impreso al Web. Estudios y talleres sobre obras digitales experimentales y la elaboración de un manual dirigido a extranjeros explicando estos temas.

3) Actualmente está cooperando en la elaboración del “libro de texto de Ghibli”, apoyando en la edición y escribiendo sobre las discusiones que se desarrollan en todas las obras de Ghibli.
Es autor de conceptos teóricos importantes en el estudio del manga y la subcultura japonesa, con destacados títulos al respecto como “Teoría del consumo de narrativas” o “Historia psíquica (del espíritu? ) del Otaku”, además de diversos temas sobre la subcultura japonesa. Enfocándose en críticas culturales sobre la discusión de la teoría literaria de la subcultura, el proceso de subculturización de la literatura japonesa. También estudia sobre el antropólogo japonés Yanagita Kunio, con estudios como “etnología de lo cívico”, entre otros estudios.5129gvj2LqL._UY250_

51MX2XBB44L MPDPsycho1

Las conferencias serán en los siguientes lugares y fechas:

  1. Lunes 30 de noviembre, 11:00 horas. Conferencia “El escape a la saga en la subcultura japonesa” Escuela Nacional de Antropología e Historia, Auditorio Javier Romero.

  2. Del martes 1 al jueves 3 de diciembre, 11:00 a 13:00 horas. Seminario (tres sesiones). Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales, Unidad de Posgrados, UNAM

  3. Martes 1 de diciembre, 17:00 horas. Conferencia “Se levanta el viento de Hayao Miyazaki y el fin de la fantasía” Cineteca Nacional.

  4. Miércoles 2  de diciembre, 16:00 horas. Conferencia “La gran revolución invisible, ¿Qué fueron los años 80´s?” Centro de Estudios de Asia y África, EL Colegio de México, Salón 5524

 Informes al correo del círculo:

cesjm.g@gmail.com

y al posgrado de Antropología Social de la ENAH

a_social@yahoo.com

Ukiyo-e y Otaku/Fan en México y Japón: Documentales “Japón MX” del Canal 22

El año pasado el Canal 22 elaboró una serie de documentales sobre la cultura Japonesa en México. El programa, según su productor, buscaba un acercamiento tanto a la cultura tradicional japonesa como a la cultura contemporánea, incluyendo manga, anime y el fenómeno “otaku”, en su relación con México. Esto, con motivo del las celebraciones del 400 aniversario de la misión Hasekura a México.

Fue un placer para mi colaborar con una pequeña parte de ese proyecto, como el capítulo 5, en lo que respecta a la entrevista al investigador Tadahiro Saika, del Centro Internacional de Estudios del Manga en Kyoto, quien ademas es un colaborador de mi universalidad y amigo desde mi llegada a Japón, y el capítulo 11, en el que aparezco en pequeña entrevista junto con el investigador Christian Hernández, (aunque la entrevista se gravó por separado) .

Pues bueno, por mi parte, sinceramente lamento no haber podido decir cosas más interesantes sobre la cultura “otaku” en Japón así que agradezco al productor su buen trabajo de edición. Pero fuera de pretextos y mi falta de preparación me decido a poner estos dos capítulos aquí para enriquecer un poquito una parte del esfuerzo que mucha gente está realizando para comprender y difundir esta cultura, que tiene muchas caras, así como muchos ángulos por los cuales abordar, pero que como mi buen amigo Saika nos recuerda, es una cultura que como cultura popular radica en no estar en museos y pedestales, sino en la vida cotidiana de la gente, sin distinción de nacionalidad o ningún esencialismo, sino como un medio más de expresión en este mundo en que la cultura, las relaciones sociales y las expresiones simbólicas pasan por la mediación ineludible de productos culturales como en este caso son el manga, el anime o lo que sea la afición de cada quién.

Les recomiendo toda la serie!!

“The Soul of Anime: Collaborative Creativity and Japan’s Media Success Story” (2013) de Ian Condry


Comentarios sobre el libro “The Soul of Anime: Collaborative Creativity and Japan’s Media Success Story” (2013) de Ian Condry. 

Por Alvaro H.

Recién terminé de leer el (ya no tan nuevo pero aún reciente) libro de Ian Condry “The Soul of Anime: Collaborative Creativity and Japan’s Media Success Story” (2013).soul-anime-templeuj615-2-638

El libro es un acercamiento antropológico al estudio del anime (animación japonesa) desde la experiencia de observación directa y detallada de los procesos de producción del anime en japón en estudios renombrados como “Gonzo” o  “Studio C°4”, entre otros, además de presentar diversas entrevistas con creativos, directores y productores del medio, realizadas en entre los años 2004 y 2010.

La idea principal de Condry en este libro es sustentar la importancia de una “energía social” como fundamento del valor, o mejor dicho, de los diferentes tipos de valor, que se encuentran en el anime y las diferentes manifestaciones culturales relacionadas con este. La idea de una “energía social” detrás del “éxito del anime puede parecer sin embargo, ingenua desde la perspectiva de las ciencias sociales, puesto que si hablamos de ciencias sociales, es lógico que el enfoque se ponga en dinámicas sociales, usos, y contextos de producción o apropiación, por mencionar algunas expresiones de esta “energía social”. Los estudios culturales enfocados en la cultura popular (pop culture) o comunidades de fanáticos o aficionados (fan cultures, fandom) con famosos ejemplos en Fiske, Jenkins, Grossberg, Hills, Sandvoss, etc, dan cuenta de esto. No obstante, el argumento de Condry llama a reflexionar desde la antropología, en el estudio de contextos sociales a un nivel micro o medio (digamos con micro, el estudio directo de los contextos en los que se produce y consume el anime, y con medio digamos el estudio de las redes (networks) concretas de interacción generadas en estos contextos) antes de elaborar reflexiones o conclusiones a un nivel mayor.

Con esto, Condry señala dos puntos muy valiosos desde mi perspectiva. El primer punto, parte de la crítica a la tendencia a observar el “éxito” o características del anime, en el echo de que es Japonés. Ejemplos de esto hay muchos, como por ejemplo, la atención que ha recibido la cultura gráfica del Japón feudal y su relación (vista como “natural” y “directa”) con la identidad nacional. Condry problematiza esta perspectiva en la tendencia a entender la cultura (y en este caso la cultura nacional) como algo fijo y uniforme, a lo que contrapone una imagen fluctuante y diverso. Este tipo de entendimiento sobre la cultura esta por ejemplo en el trasfondo de las famosas y controvertidas políticas nacionales del “Cool Japan”. En el mismo sentido, Condry critica aquellos puntos de vista que explican las características de determinados textos culturales (anime, manga, etc) como resultado de determinadas “fases” o “etapas” en el escenario cultural (en esta caso japonés). La clasificación de los gustos por generaciones y la explicación del éxito de ciertos mangas o animes por estas tendencias generacionales es un ejemplo de esto. Aunque Condry ejemplifica este punto citando a los editores de la revista “Nikkei Entretainment” quienes explican el éxito de “One Piece” (entre otros) por una tendencia generacional hacia los temas relacionados con “círculos de amigos” que cooperan para resolver dificultades, pienso que esta misma crítica hacia la extrapolación de una misma lógica a escalas mayores puede aplicarse a la famosa división que hace Azuma Hiroki sobre las diferentes “generaciones” de Otaku en Japón (Azuma 2001) , o hacia la el estudio de las distintas “etapas” por las que pasan las dinámicas culturales en el Japón de posguerra, propuestas  Ōsawa Masachi (2008). (Espero algún día poder tratar este tema aquí). Condry se refiere a este tipo de explicaciones como un tipo de “resonancia cultural” (cultural resonance) en la que las relaciones entre los individuos, los medios masivos y los contextos culturales aparecen como estáticas.

El segundo punto, partiendo del interés de Condry en una percepción más dinámica de, en este caso el “éxito” del anime, está en su llamado al análisis de la “energía social” en al anime (digamos, de las dinámicas sociales) más que en el análisis textual del medio y sus características (literarias, gráficas, etc). Esto, insisto, desde las ciencias sociales es algo lógico, pero hay que recordar la gran cantidad de estudios basados en este tipo de análisis textuales que explican el “valor” del anime en sus narrativas, uso de técnicas de animación, o características estéticas (en mi opinión personal, yo preferiría un estudio equilibrado de ambos, textos y prácticas sociales). La propuesta de Condry en este punto, es no partir del anime como texto, sino del anime como el reflejo de estas dinámicas sociales de producción y creatividad que forman la industria en Japón. Es por eso que su libro se centra en el estudio etnográfico de los estudios de animación en Japón y otros contextos sociales relacionados.

En su análisis Condry trata diferentes temas de gran interés empírico y teórico. De lo teórico llamó mi interés en lo particular su intento de enfocar diferentes tipos de valor en el anime y su relación entre lo micro (economía de nichos) y lo macro (economía de masas), así como su caracterización de los mundos narrativos y personajes de los animes como “plataformas creativas” (creative plataforms). Esta última idea está muy en sintonía con las nuevas formas de expresión y productividad en internet, un tema que desgraciadamente Condry casi no toca, mas que en su capítulo 7 “Dark Energy” en el que discute sobre los Fansubs y problemas de Copyright.

Desde mi perspectiva, en cuanto a lo empírico, aunque Condry da numerosos detalles y presenta información valiosa de primera mano sobre diferentes contextos, le haría muy bien al libro un resumen general de la estructura de producción del anime en japón que ayude al lector a entender la relación entre creativos, directores, productores, patrocinadores y diferentes empresas involucradas, así como el lugar general de estas estructuras de producción entre los consumidores y los mismos productores. Me parece que sin este contexto, es fácil perder el valor de muchas declaraciones o entrevistas que presenta o de sus mismas conclusiones. Del mismo modo, es fácil malinterpretar esta información sin un contexto adecuado. Por ejemplo, Condry señala continuamente las dificultades en la industria del anime japones, pero su estudio no refleja qué tipo de dificultades existen, por ejemplo en la dependencia de las compañías productoras de los patrocinadores, en la competencia entre estudios o en los problemas que afronta una industria diseminada en una gran cantidad de pequeños estudios que forman las estructuras de producción del anime en Japón, así como las contradicciones entre el sistema legal de Copyright y el mismo sistema de producción tan descentralizado que existe en Japón. Estos problemas, si bien se leen detrás de ciertas aseveraciones o comentarios, no son definidos formalmente, de modo que un lector no familiarizado puede (en mi opinión) malinterpretar el sentido de varios pasajes del libro.

En cuanto a las consideraciones de tipo teórico, sin negar la importancia y lo bien fundado que puedan estar sus aseveraciones, estas también carecen de una discusión general y sistemática. Por ejemplo, exactamente ¿qué entiende por valor? cuando habla del valor económico, el valor afectivo o el valor social del anime, ¿está hablando del mismo tipo de valor en todos los casos?. ¿Cómo se relaciona este tipo (o tipos) de valor con la “energía social” en la que se centra el libro, o las ideas de creatividad que presenta? Este tipo de temas se discuten fragmentariamente a lo largo del libro, pero un resumen sistemático de estas posturas darían claridad y fuerza a su premisa principal, que es sustentar su énfasis en la “energía social” que es, para él, el alma del anime.

Otra reseña del libro, e información sobre el mismo se puede leer aquí.

Book Review: The Soul of Anime: Collaborative Creativity and Japan’s Media Success Story by Ian Condry